Erum Vial analiza la alta siniestralidad en carretera

Erum Vial analiza la alta siniestralidad en carretera

El estudio más reciente realizado por Fundación Mutua Madrileña “La siniestralidad vial en España” tomó como referencia más de 11 años de siniestros que van desde el año 2008 al 2019, allí se puede observar que en ese lapso hubieron más de 1,1 millones de accidentes de tráfico en España. 

Hemos dado desde Erum Vial, con diversos factores que influyen en la siniestralidad: coches con más de 15 años de antigüedad, vehículos sin la Inspección Técnica Vehicular, incumplimiento de los límites de velocidad y conductores con positivo en psicofármacos son algunos de ellos.

Coches con más de 15 años de antigüedad 

Actualmente, el 44% de los coches que circulan por las carreteras españolas tienen una antigüedad mayor a 15 años por lo que no cuentan con los sistemas de seguridad que se han ido integrando a los vehículos recientemente con motivo de proteger la vida de los conductores para disminuir la siniestralidad en carretera.

Según la Fundación Línea Directa (FLD) en colaboración con el Centro Zaragoza, fallecieron 2.700 personas en el lapso de la última década que circulaban en coches obsoletos. Se evidencia que circular en ellos influye directamente en la siniestralidad en la carretera.

Precisamente en lo que tiene que ver a la seguridad vial, estos vehículos requieren de un mantenimiento extra y de una precaución mayor ya que por su antigüedad no cuentan en su composición con la tecnología que en la actualidad se necesita para estar seguros en los desplazamientos. Más allá de los elementos de señalización de emergencia que según la normativa deben incorporar.

Vehículos sin la Inspección Técnica Vehicular

Otro de los aspectos que se evidencia que influye en la siniestralidad en carreteras en nuestro país tiene que ver con que los españoles también suspenden el mantenimiento de sus vehículos. 

Según el estudio “Coches obsoletos, riesgo real (…)” realizado por la FLD, alrededor del 50% de los coches que pasan la ITV tienen defectos en la primera inspección y 1 de cada 5 cuenta con deficiencias graves o muy graves que influyen en la siniestralidad. 

La falta de conciencia que alberga no realizar los mantenimientos necesarios en los coches impacta no solo en la seguridad del conductor del vehículo sino que además atenta contra la integridad física de peatones y automovilistas incidiendo notablemente en la siniestralidad en carreteras.

Los efectos de la crisis económica tienen que ver con que el 40% de los usuarios que no pasaron la ITV en la primera inspección no hayan realizado las mejoras para volver a realizarla y circular en un vehículo en condiciones óptimas para la seguridad de todos.

En este sentido el estudio arroja que el gasto medio de las familias en el mantenimiento del coche descendió un 20% en la última década.

Esto propicia la siniestralidad en carreteras en cuanto a las deficiencias en el sistema de alumbrado, el sistema de dirección, ejes, neumáticos, suspensión, motor, transmisión y frenos. 

Esta tendencia se recrudece con la antigüedad, ya que, en la ITV, los coches de más de 10 años aportan el 88% del total de los defectos graves en los neumáticos y el 93% de los de alumbrado.

Incumplimiento de los límites de velocidad

Otro de los factores en aumento tiene que ver con la velocidad vertiginosa que se maneja en las carreteras. Sabemos que no respetar los límites de velocidad tiene un impacto directo sobre la siniestralidad en carretera ya que reduce las posibilidades de hacer maniobras rápidas de manera segura.

Otro estudio de la misma fundación arroja que el 43% de los conductores incumple habitualmente los límites de velocidad y más de un millón confiesa haber circulado a más de 200 KM/H.

En la última década, se han producido más de 100.000 siniestros y 150.000 víctimas (heridos y fallecidos) en accidentes con infracciones de velocidad y 1 de cada 4 fallecidos en carretera murieron en accidentes de tráfico por exceso de velocidad.

Si pensábamos que la siniestralidad en la carretera en parte se podría resolver con una disminución de coches de gran antigüedad, ahora nos encontramos con otro problema: la posibilidad de exceder los límites de velocidad de los coches modernos. Al contar con mecanismos de seguridad incorporados genera una sensación de posibilidad de circular a velocidades excesivas, sin embargo esto atenta contra la seguridad vial. 

No basta con tener un vehículo con tecnología avanzada o media en términos de seguridad, también es necesario generar conciencia del peligro que acecha al exceder los límites de velocidad permitidos.

Conductores con positivo en psicofármacos

Se ha determinado que desde el 2018 al 2021 el número de conductores fallecidos con positivo en psicofármacos aumentó un 40%.

Uno de los datos que puede explicar este aumento tiene que ver con el contexto de pandemia que atravesó recientemente el mundo, a raíz del cual el 11% de los automovilistas reconoce su consumo de medicamentos peligrosos para la conducción luego de la pandemia.

Esto agrava notablemente la situación ya que el consumo de psicofármacos al conducir reduce los reflejos y las respuestas asertivas ante diversas situaciones que se pueden presentar en las carreteras. La mitad de los conductores desconoce tal peligrosidad y desconoce también la inconsciencia que alberga la automedicación.

Además, 4,5 millones de automovilistas reconocen haberse puesto al volante tras mezclar medicamentos y alcohol y 4 millones reconocen haber sufrido situaciones de alto riesgo a causa de su medicación.

En conclusión, podemos decir que si bien la influencia de la regulación vial y del cambio de hábitos de la ciudadanía han afectado positivamente al descenso de la siniestralidad en carretera, percibiendo un claro descenso en general del número de víctimas mortales en relación al periodo anterior al analizado, aún quedan factores por regular para seguir disminuyendo las víctimas de siniestralidad en carretera.

Dentro de los cambios positivos en la regulación vial se encuentra la incorporación de dispositivos tecnológicos que aumentan la seguridad vial, entre ellos: la baliza de emergencia señal V16, reemplaza a los triángulos de emergencia que, por su peligrosa colocación, formaron parte de uno de los factores de la siniestralidad en carretera. 
En particular la PF Led One V16 que ya está a la venta, integra un sistema de GPS conectado a la Dirección General de Tráfico. Es importante saber que todos los conductores deberán tener esta baliza con conectividad obligatoriamente en sus vehículos a partir del 1 de Enero del 2026.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Nuestra baliza PF Led One V16 con geolocalización es muy fácil de usar. En caso de accidente, no tendrás que desplazarte para colocar la señal de emergencia, como sucede actualmente con los triángulos.

¡Estamos de Black Friday!✅🏷

Y desde hoy hasta el lunes, puedes obtener un 10% de descuento en nuestras balizas V16 de emergencia. 👍

https://pfled.one/

Desde la @InformacionDGT
se ha publicado finalmente el listado oficial de los vehículos de movilidad personal certificados en España.✅

Abrir chat